Los discos duros y las inundaciones

A los discos duros no les sienta bien el agua

No dejan de ser curiosos los efectos de la globalización. En ocasiones no acabamos de entender cómo unas inundaciones en el otro lado del mundo nos pueden afectar.

Las tremendas inundaciones que han asolado Tailandia desde Julio han hecho que la producción de discos duros a nivel mundial comience a tambalearse. Marcas como Seagate, Western Digital y Toshiba, que han tenido que cerrar sus fábricas en Tailandia. Pero también una empresa llamada Nidec, y que resulta ser el fabricante del 70% de los motores eléctricos de los discos duros ha tenido que cerrar hasta que puedan secar las instalaciones.

Para el caso que nos preocupa, Western Digital, nuestra marca de referencia, ha anunciado que de los 58 millones de unidades previstas, podrá asumir la producción de entre 22 y 26 millones, debido a que la empresa tiene el 60% de su producción en Tailandia y el resto, en Malasia.

Es por esto, y por acciones especulativas de los grandes mayoristas que han retirado del mercado sus stocks a la espera de ver cómo evoluciona la situación, que estamos empezando a ver situaciones de desabastecimiento y sobre todo un aumento desorbitadode los precios. Sólo en la última semana hemos visto como nuestros mayoristas en españa han incrementado el precio en un 50% y esto no ha hecho nada más que empezar, ya que la disponibilidad de discos a nivel mundial es escasa y no se prevee que mejore en los próximos meses. Existen estimaciones de un reinicio de la actividad en las plantas afectadas a principios del 2012 y un reabastecimiento completo en 8 meses.

Nosotros por el momento seguimos tirando de stock propio, pero el problema del Cloud para los proveedores de infraestructura es que nos consume discos duros como galletas, por lo que a buen seguro, dentro de muy poco empezaremos también a notar los efectos de las inundaciones en Tailandia. Una salida a este problema coyuntural pueden ser los discos de estado sólido (SSD), que por lo general multiplican en varias veces el precio de los discos duros convencionales. Pero quien sabe, igual dentro de unos meses hasta nos parecen económicos.