Las pymes pueden ahorrar un 90% en la nube

Un estudio asegura que las soluciones en la nube para las empresas pueden suponer un ahorro de entre el 30% y el 90% en las tecnologías de la información que contraten, con mayor beneficio en el caso de las pymes.

Por ejemplo, la nube de una empresa de entre 5 a 15 empleados, que suele ser el tamaño medio del 85% de las empresas en España, ahorraría un 90% si consideramos todos los costes tecnológicos. Para calcular este ahorro, no sólo hay que considerar la infraestructura (hardware), sino los costes que se ahorran las pymes en cuanto al espacio físico donde alojar el equipamiento, el mantenimiento, las certificaciones de seguridad y calidad o el conocimiento de los sistemas.

Las empresas mayores, por su parte, pueden ahorrar hasta un 30% en los costes de TI. Esta diferencia en el ahorro frente a una pyme se debe a que en una gran organización, debido a su estructura y actividad, no se tendría que externalizar todos los equipos a un centro de procesamiento de datos ni tampoco toda su gestión informática, por lo que mantendría una serie de costes que una pyme sí puede externalizar.

Además, las organizaciones que adoptan la tecnología cloud mejoran su planificación de costes en cuanto a equipamiento y aplicaciones, al tratarse de un coste mensual que se podrá modificar si varían sus necesidades. Por ejemplo, en una empresa de contact centers, una campaña puede ser operada por 10 profesionales y al mes siguiente por 30, el pago por uso del cloud ofrece una forma rápida y casi automática de hacer frente a estas situaciones. El poder de la nube para una pequeña empresa no sólo reside en sus mejores capacidades tecnológicas, sino también en que su escalabilidad como herramienta permite asumir costes en función del crecimiento de la compañía sin requerir grandes inversiones en tecnología.