Apps que evitan censura en países como Venezuela

Psiphon Pro es una herramienta de navegación de código abierto cuyo objetivo es burlar la censura que sufren millones de usuarios en montones de países donde la libertad de expresión está restringida y no se puede acceder de forma libre a todo el contenido de Internet.

De esta forma, la aplicación les permitirá enmascarar su conexión utilizando una Red Privada Virtual (RPV) o Virtual Private Network (VPN), junto a técnicas de ocultación SSH y un HTTP Proxy.

Una vez que se ejecuta la aplicación, el usuario se conecta a los servidores de Psiphon que le garantizarán acceso a través de una red de proxys a cualquier página web del mundo que quiera visitar, sin el peligro de que sea descubierto en el proceso. De esta manera, la persona podrá navegar libremente por Internet de forma anónima.

Según su plataforma de descarga, esta versión de Psiphon está financiada gracias a la publicidad, por lo que el usuario tendrá que ver un anuncio cada vez que vaya a utilizar sus servicios. Se trataría entonces de una pequeña retribución para su servicio calificado como de buena calidad.

“Una vez que estemos conectados a esta red segura de proxys, la aplicación nos permitirá navegar desde su propio navegador integrado, en el que podremos añadir páginas a favoritos, establecer páginas de inicio y, en definitiva, hacer todo lo que podríamos hacer con cualquier navegador convencional”.

Psiphon Pro es una herramienta muy interesante para usuarios de terminales Android con problemas de censura en países como Venezuela, una app muy interesante para cualquier usuario que sencillamente quiera navegar de forma completamente anónima, sin dejar rastros en cada página web que visita.

Recurriendo a VPN

Aplicaciones como Psiphon Pro, entre otras, han servido de mucha ayuda en casos como Corea del Sur donde sus habitantes han tenido que recurrir a la tecnología VPN tras el anuncio de que el gobierno planeaba extender su censura en línea, según el sitio de comparación de VPN BestVPN.

La censura de Corea del Sur ha utilizado históricamente el bloqueo del Sistema de Nombres Dominio (DNS). La propuesta, se basa en un enfoque actualizado que emplea la tecnología de captura de datos del Indicador de Nombre de Servidor (SNI); esto permitiría que la Comisión de Comunicaciones de Corea (KCC) supiera exactamente a qué dominios intenta acceder un usuario.

El anuncio por supuesto que ha generado un aumento en el interés de las Redes Privadas Virtuales entre los usuarios de Internet de Corea del Sur. La información oficial ha dejado claro que los siete proveedores de servicios de Internet (ISP) de Corea del Sur al parecer tenían intenciones de colaborar plenamente con el plan.

“En lugar de páginas web sin censura, los usuarios verán una página de advertencia con el logotipo de la Comisión de Normas de Comunicaciones de Corea (KCSC) y el de la Agencia Nacional de Policía para sitios web HTTP bloqueados”.

Esta decisión ha  provocado la oposición por parte de los defensores de la libertad en Internet. Reporteros sin Fronteras ha incluido  a Corea del Sur en su lista de países bajo vigilancia, declarando que “las autoridades coreanas a veces parecen abusar de sus poderes”.

Imponiendo censura

Ray Walsh, experto en privacidad digital, ha comentado a BestVPN que el uso del filtrado SNI, para bloquear sitios web HTTPS, es un nuevo desarrollo que está permitiendo al Gobierno de Corea del Sur imponer una censura cada vez más restrictiva a sus ciudadanos.

Corea del Sur es una nación que está a la vanguardia de la tecnología y que se enorgullece de tecnología de comunicación e información, conexiones de Internet rápidas como un rayo y una de las tasas de penetración de Internet más completas del mundo.

“A pesar de este entorno progresista y de vanguardia, el Gobierno de Corea del Sur ejerce un enfoque armado a lo que los ciudadanos pueden acceder en línea”.

Con el bloqueo del DNS, los sitios web y los resultados del motor de búsqueda también se están filtrando en la nación. Según lo expuesto por Walsh, la adición del filtro SNI puede considerarse un grave deterioro del estado de la libertad de Internet en Corea del Sur.

“Para la gente de Corea del Sur, esto señala una severa elevación en la eficacia del programa de censura de su gobierno”.