La ciberseguridad en el teletrabajo, toma fuerza a raíz de la COVID-19

Un tema que la COVID-19 ha puesto de plena actualidad ha sido la ciberseguridad en el teletrabajo, tomando en cuenta que millones de personas se encuentran teletrabajando desde sus casas. 

Han sido muchas las empresas que han pasado a ser entes deslocalizados, sin una ubicación física centralizada, por lo que urge seguir ciertos consejos para mantener seguros los equipos y la información confidencial. 

Desde NFON se ha exhortado a tener en cuenta la seguridad que ofrece cada proveedor a la hora de contratar servicios o herramientas que se necesiten para el teletrabajo

En una entrada de blog se ha explicado que los empleados comparten documentos desde sus propios espacios de trabajo digital, además de comunicarse y reunirse, sin obviar que las actividades de administración también se realizan desde las oficinas virtuales. 

Siendo así, la gestión y estructuración de las empresas han tenido que adaptarse a los nuevos escenarios diseñados por la pandemia. La transformación digital se ha convertido en una condición indispensable para seguir adelante y, entonces, debe acompañarse de medidas de protección que mantengan la ciberseguridad en el teletrabajo. 

“En el caso de la manipulación de los datos empresariales durante el teletrabajo, puede decirse que la política de ‘divide y vencerás’, es la mejor opción. Y es que un ciberataque a las estructuras virtuales de un negocio es una posibilidad muy real”. 

Por eso, se ha recomendado que lo mejor es contar con distintos focos de almacenamiento, diferenciados por departamentos, tipos de información, entre otros aspectos. 

La entrada al sistema también debe cuidarse como el bien preciado que es y, ante esto, el acceso debe encontrarse condicionado a la posesión de un usuario y una contraseña, o la firma digital del usuario, igualmente válida para este cometido. 

Además, sería muy importante definir los perfiles, accesos y roles de cada usuario, así como determinar el tipo de información que pueden disponer para sus actividades de teletrabajo

Soluciones con alta ciberseguridad 

A la hora de contratar servicios o herramientas que se necesitan para el teletrabajo, sobre todo por la COVID-19, desde la compañía de telefonía se ha insistido en que se debe tener en cuenta la seguridad. 

“En este contexto, cada vez son más las empresas que se inclinan por la opción VoIP (Voz sobre protocolo de Internet) para llevar a cabo sus comunicaciones empresariales. Una alternativa que aporta cantidad de ventajas, tanto en los contactos entre los empleados, como con los clientes”. 

Otro aspecto importante es ocuparse de la formación específica en ciberseguridad para los teletrabajadores, aunado a una labor de concienciación sobre la ciberseguridad en el teletrabajo

Y es que, al igual que las empresas protegen sus sistemas informáticos cuando trabajan en sus instalaciones, la misma labor debe realizarse en los nuevos escenarios impulsados por la COVID-19

“Hay que cerrar la entrada a los ordenadores del malware mediante sistemas de seguridad específicos, en forma de antivirus. También es recomendable imponer vigilantes, a modo de firewall”. 

También se deben mantener actualizados los programas y los sistemas, conexión wifi cifrada y contraseñas seguras, utilizar una VPN (Red Privada Virtual), recursos corporativos para el intercambio de información y hacer pruebas de seguridad periódicas, así como copias de seguridad. 

“La importancia de la ciberseguridad en el teletrabajo y en la empresa está clara”, se ha puntualizado desde la compañía de comunicaciones, por lo que se ha exhortado a proteger los sistemas y la información.